Pastillas quema grasa ¿Son realmente saludables?6 min. lectura

Cuando experimentas un aumento de lo más común es tratar de buscar de soluciones para tratar de perderlo. Lo primero que hace es recurrir a la dieta, si no te funciona lo siguiente es tomar el camino fácil y dirigirte al supermercado a conseguir las famosas pastillas quema grasa. Esto puede ser una decisión muy irresponsable porque vas a empezar a darle algo a tu cuerpo del cual no sabes cómo va a ser su comportamiento. Algunos de ellos pueden interferir con el equilibrio natural de las funciones del organismo así que no está bien consumirlas porque a tu amigo le funcionaron.

Te invitamos a que leas este artículo antes de que salgas a comprar las famosas pastillas quema grasa.

Ingredientes comunes en las pastillas quema grasa

Las pastillas quema grasa mezclan usualmente combinan tres componentes para cumplir con su supuesta función, entre estos encontramos a; aceleradores del metabolismo, inhibidores del apetito, diuréticos y bloqueadores de grasas.

Aceleradores del metabolismo o termogénicos

Los alcaloides son sustancias comúnmente encontradas en las pastillas quema grasa, su función es la de estimular el sistema nervioso central, para que el cuerpo aumente sus niveles de energía y de esta forma mejorar la capacidad de metabolizar las grasas. Entre sus efectos adversos está la de conllevar a problemas relacionados con el corazón y la presión arterial. Algunos también están asociados con depresión, problemas sexuales y diarrea.

Los termogénicos pueden llegar a acelerar tanto el metabolismo que son capaces de alterar los biorritmos y causar insomnio. Su sensación de energía esos solo eso, ya que nuevamente volverá el agotamiento, que solo mejoras con una buena alimentación.

Inhibidores del apetito

Los supresores del apetito actúan sobre los neurotransmisores químicos que engañan al engañarlo y haciéndole creer que el organismo está satisfecho. En el caso de los inhibidores medicados, su uso es recomendado solo para corto plazo, el problema con ellos es que puede llevar a que no se tomen los nutrientes necesarios, cuando se abusa de su uso.

Como no se sabe lo que se está comprando posiblemente algunas de estas pastillas pueden contener anfetaminas como ingrediente principal para suprimir el apetito, estas solo deben ser utilizadas bajo supervisión médica por los efectos adversos que conlleva, entre los que están; visión borrosa, mareos, irritabilidad, insomnio, boca seca y estreñimiento.

Otra reacción adversa de los supresores de apetito es el efecto rebote. Este se da porque se crea una dependencia a cierta sustancia para suprimir el apetito, cuando desaparece el apetito puede regresar con más fuerza, siendo una de las razones por la que muchas personas vuelven a recuperar el peso perdido después de tomar mucho tiempo las pastillas para adelgazar.

Diuréticos

Los diuréticos de las pastillas quema grasa lo que producen es una pérdida de agua, pero esta se vuelve a recuperar luego de hidratarse. Es una falsa ilusión que le vende a los consumidores, para que crean que entre más idas al baño tengan, mayor peso van a perder. Pero no es así tan simple, porque para adelgazar hay que lograr movilizar las grasas y convertirlas en energía y así liberarla del cuerpo.

Ten cuidado, porque las pastillas para adelgazar que hay en el mercado pueden ser una combinación de cafeína con otros diuréticos, estos te van a provocar una deshidratación severa y una pérdida significativa de minerales.

Bloqueadores de grasa

Algunos bloqueadores de grasa que se comercializan son preparados a partir de crustáceos, derivados del quitosano. Estos tienen como función capturar la grasa de los alimentos que se consume impidiendo que el cuerpo la absorba. Son contraproducentes porque durante el proceso de captación de grasa, se le pueden adherir otras sustancias que son indispensables para el cuerpo. Además pueden ser ineficaces porque la gente en ocasiones piensa que le dan la licencia para comer la grasa que quieran. Aquí es donde pueden pecar comiendo grasa proveniente de la comida procesada, que es bien dañina y difícil de quemar. Con estas pastillas se puede pecar por exceso o por defecto, pues si se consumen diariamente pueden ocasionar daños estomacales y deficiencia de nutrientes en el organismo.

¿Cuál es la opción más saludable?

adelgazar sin pastillas

Muchas marcas de pastillas para adelgazar se auto proclaman como naturales, pero hay que recordar que este tipo de suplementos no están regulados por la FDA, muchas marcas han sido sancionadas por publicidad engañosa. Por eso ten cuidado, porque te pueden estar vendiendo un producto que puede tener un ingrediente escondido muy nocivo, para potenciar el efecto del ingrediente principal, pero eso no lo sabrás hasta que sufras los efectos adversos.

La opción más saludable sería consumir alimentos que te ayuden a tener una mejor digestión. Por ejemplo; si la fibra de los crustáceos es uno de los ingredientes principales para los inhibidores, entonces acompaña siempre tus comidas con vegetales. Seguramente esta opción te saldrá más barata y saludable, y lo mejor es que no vas a estar privando a tu organismo de los nutrientes. Además de sentirte más lleno por la fibra.

Para aumentar la temperatura corporal se utiliza la cafeína y té verde, estos los puedes consumir directamente de forma moderada, pero además debes acompañar estas bebidas con actividad física para aprovechar ese pequeño lapso de energía. Suplementos como la L-carnitina son muy usadas para quemar grasa, pero ella requiere de que la persona se ejercite ya que solo es solo un auxiliar para mejorar la quema de grasa.

En conclusión

como funcionan las pastillas para adelgazar

Muchos productos de venta libre para hacer dieta no siempre funcionan, no existen estudios clínicos serios que avalen sus eficacia. Además algunos de estos ingredientes pueden ser tóxicos, por ejemplo; el chitosan, que puede causar una reacción alérgica; los suplementos que contiene goma guar pueden causar una obstrucción intestinal; las pastillas brasileñas contiene estimulantes para la depresión, que producen trastornos en el estado de ánimo.

Por eso  hay que leer y documentarse acerca de este tema ya que muchas sustancias han sido prohibidas por FDA. Estos datos son muy importantes para aquellas personas que definitivamente decidieron irse por el camino de las pastillas quema grasa. Lo ideal es prescindir de ellas y conseguir los objetivos con una dieta indicada y ejercicio. Si bien es cierto que hay pastillas para adelgazar que funcionan; estás son la única alternativa que tienen las personas con obesidad mórbida para empezar a perder peso, ellas son vigiladas por su médico tratante quienes determinan su uso.

¡No te pierdas ninguna novedad!

Suscríbete a nuestra Newsletter para estar a la última.

Deja un comentario