Otros

Ejercicios para mejorar la velocidad

Flexibilidad, velocidad, fuerza y resistencia son las cualidades físicas básicas del hombre. En este post nos vamos a centrar en la velocidad, vamos a ver cuál es la edad en la que el humano es más veloz, analizaremos la diferencia entre la velocidad como medio y como fin y veremos algunos ejercicios para mejorar la velocidad al alcance de cualquiera.

¿Cuál es la mejor edad para trabajar la velocidad?

¿Cuántas veces hemos oído de algún futbolista que con la edad ha perdido la velocidad y ya no es tan bueno como era? Cuanto más jóvenes somos, más rápidos tendemos a ser. A partir de los 18 ó 19 años y hasta los 26-27 es cuando más rápido corremos. Según nos vamos acercando a los 30, la cualidad física que va ganando terreno es la resistencia.

Eso no significa que pasados los 27 tengamos que dejar de entrenar la velocidad, todo lo contrario, incluso con 40, 50 ó 60 años podemos entrenarla y nuestro entrenamiento se notará frente a los que no entrenan velocidad.

Pero  siempre hay que tener en cuenta que nuestros mejores años ya pasaron y que, si bien somos más rápidos que los que no entrenan velocidad, pasada una edad ya no volveremos a tocar techo en forma de marcas.

La velocidad, ¿un medio o un fin?

Para la mayoría de los deportistas la velocidad es un medio para ser mejores en sus disciplinas. Por ejemplo, un futbolista que gana por velocidad a sus contrarios tendrá ventaja en muchas de las facetas del juego y tendrá que trabajar la velocidad para ser mejor.

Sin embargo para un atleta de 100 m. la velocidad es un fin,  y su manera de entrenarla será diferente. El entrenamiento de un velocista gira en torno a la carrera e incluye sesiones de tecnificación, gimnasio y carrera. Los deportistas de otras disciplinas hacen ejercicios de velocidad como medio para ser mejores en sus respectivos deportes.

Ejercicios para mejorar la velocidad

Te vamos a proponer una serie de ejercicios para mejorar la velocidad. Tanto si eres atleta de 100 ó 200 m. (lo que se considera velocidad pura), como si eres deportista de cualquier otra disciplina pero la velocidad mejora tus prestaciones, puedes hacer estos ejercicios, que están al alcance de cualquiera y no necesitan de sofisticados aparatos ni las instalaciones más equipadas.

  • Arrastre. Quizás sea el ejercicio estrella para los velocistas. Consiste en arrastrar una pesa que enganchamos con una cuerda a un cinturón similar al que podemos usar para tirar en el gimnasio. Si no dispones de una pesa puedes utilizar otros elementos, como pueden ser neumáticos viejos, en cualquier caso de lo que se trata de tener que “arrastrar” un peso cuando corremos.
  • Correr contra el viento. Uno de los mayores enemigos del corredor, si no el que más, el viento puede ser nuestro aliado cuando queremos trabajar la velocidad. Cuando sopla con mucha virulencia uno de los mejores ejercicios para mejorar la velocidad es correr en su contra. La resistencia que opone nos supone un trabajo de fuerza que mejorará nuestra velocidad.
  • Salidas a tres manos. Se simula una salida de tacos, como si fuera una carrera de 100 m. con la única salvedad de que en vez de apoyar las dos manos, solo se apoya una en la posición inicial.
  • Progresivos. Este ejercicio consiste en hacer una recta de entre 50 y 100 m. de longitud. Se sale muy despacio y se va ganando velocidad para hacer el último cuarto de la distancia a tope.
  • El trenecito. Especialmente pensado para cuando entrenamos en grupo. Nos ponemos en fila india, corriendo despacito y el último de la fila hace un sprint hasta colocarse en primera posición.
  • Skiping. Este ejercicio lo puedes hacer indoor. Consiste en “correr” sin avanzar, es decir moviendo pies y brazos coordinadamente pero sobre una baldosa.

Para mejorar vuestra velocidad podéis hacer sesiones de 20 a 30’ dos días a la semana, alternando estos ejercicios.

La importancia del calentamiento

En el entrenamiento de velocidad es fundamental el calentamiento. Los ejercicios son muy explosivos y es necesario tener la musculatura preparada, por lo que es aconsejable un calentamiento de al menos 15’ a intensidades muy suaves. Prestad especial atención a los calentamientos en verano, el cuerpo no nos “pide” calentar, pero los ejercicios son igualmente necesarios.

Algunas curiosidades sobre la velocidad

  • En una carrera de 100 m. lisos en los primeros 20 m. los atletas corren inclinados. La explicación es porque al estar la línea de las caderas por delante de la de las rodillas, se gana aceleración.
  • Sin embargo en una carrera de vallas (110 para los hombres, 100 para las mujeres) el atleta se pone de pie nada más darse la salida. La razón es porque en unos 10 m. tendrán que saltar la primera valla.
  • Un lanzador tiene mayor capacidad de reacción de que un velocista. De hecho, en una carrera de 20 m. el lanzador ganaría al especialista en velocidad en la mayoría de las ocasiones.
[Total:2    Promedio:4.5/5]