Nutrición

Beneficios del té verde en nuestro organismo

El té verde es una de las bebidas que más ha crecido en su uso en los últimos tiempos y su mayor propiedad es que se trata de un gran antioxidante. Es una bebida que se toma en Asia desde hace siglos, pero en Europa, su consumo ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, sobre todo por sus diferentes aportaciones al organismo del ser humano.

Características del té verde

Esta bebida aporta nutrientes al organismo que benefician de varias maneras a la salud. Además, es rica en antioxidantes y fortalece las defensas, lo cual ayuda a prevenir enfermedades o problemas de salud graves como el cáncer. A esto hay que sumarle también la ayuda que proporciona al cuerpo para bajar de peso.

Sin embargo, antes de pasar a hablar de los beneficios del té verde, se deben conocer las propiedades nutricionales y sus contraindicaciones. Como propiedades nutricionales cabe destacar las siguientes:

  • Vitaminas: Las del tipo C y E son las que aportan la propiedad de antioxidante natural.
  • Isoflavonas y catequinas: ayudan a prevenir el envejecimiento celular en el organismo, tanto en los órganos como en la piel.
  • Alcaloides: proporcionan energía para ayudar a mantener activo el organismo durante el tiempo que está despierto.
  • Polifenoles: son positivos para la salud y ayudan a la digestión de los alimentos.

En cuanto a las contraindicaciones del uso del té verde, estas se basan en la cafeína y los alcaloides. Esto hace que las personas hipertensas, nerviosas o que sufran taquicardia, deban moderar su consumo. Además, no es recomendable tomarlo antes de dormir puesto que es un estimulante. Por último, las mujeres en período de embarazo o lactancia deben evitarlo por beneficio del embrión o bebé.

Beneficios del té verde

Por lo que respecta a los beneficios que aporta el té verde a nuestro organismo y que están relacionados con el fitness, se encuentran los siguientes:

  • Ayuda a bajar de peso: se trata de una ayuda y nunca de un método para bajar de peso. Por ello se debe combinar con la actividad deportiva y una dieta sana y equilibrada. El té verde en ayunas reduce la acumulación de grasa en el hígado y actúa como termógeno. Además, bloquea la absorción de carbohidratos. Otra característica del té verde que ayuda a bajar de peso es su poder diurético, lo que aumenta las ganas de orinar y limpia el organismo de toxinas. El té verde ayuda al correcto funcionamiento del hígado y sobre todo, a una fácil y rápida digestión de los alimentos gracias a los polifenoles y aceites esenciales, que aumentan el flujo de los jugos gástricos.
  • Elimina y previene las estrías. Es algo que puede aparecer en el cuerpo en épocas de volumen. Cuando se somete al organismo a cambios de tamaño, la piel se resiente y pueden aparecer las estrías. El té verde ayuda a prevenir la aparición de las mismas y a eliminarlas. Las catequinas que contiene estimulan las células de la piel para que puedan proliferar. También ayudan a cicatrizar y prevenir la formación de las estrías.
  • Es una bebida estimulante: similar, nunca igual, a lo que podría ser un pre-entrenamiento. La cafeína, propiedad energizante del té verde, que contiene ayuda a la concentración y el trabajo mental del organismo. Por ello es un buen complemento a la dieta y, sobre todo, tomarlo un tiempo antes del entrenamiento.
  • Activa la circulación sanguínea: Esto ayuda al crecimiento muscular y a la perdida de peso por ambas partes. La mejora de la circulación sanguínea hace que el transporte de los nutrientes en nuestro organismo sea mejor y mas rápido, por lo que los músculos y los órganos trabajan con más eficacia y eficiencia. El té verde ayuda a relajar las arterias y mejora la función de los vasos sanguíneos destinados al transporte de sangre en nuestro organismo.

Otros beneficios del té verde

Esto a cuanto los beneficios para la actividad física se refiere, pero el té verde puede aportar más a nuestro organismo. Entre otras cosas, y gracias a sus propiedades, el té verde también ayuda a: los problemas estomacales, al sistema circulatorio, a la memoria y al estado anímico, al cuidado de la piel, a la salud bucal, a retrasar el envejecimiento y a lo más importante, a prevenir enfermedades crónicas y degenerativas como el cáncer.

Cómo tomar el té verde

Para tomar el té verde hay varias formas, y todas ellas aportan los nutrientes necesarios al organismo, ya sea en polvo, capsulas, en infusión o en aceite esencial en té verde. La infusión es la forma más sana y natural de tomarlo, pero también se puede tomar en polvo, añadiéndolo a las comidas o batidos.

Las capsulas, creadas con objetivos terapéuticos, y el aceite esencial, para el tratado de la piel, cumple otras funciones para nuestro organismo, pero igualmente útiles.

[Total:0    Promedio:0/5]